miércoles, 27 de abril de 2011

Volar Libre

Te escapas de mis manos
como pájaro del nido
has empezado a volar
empezado tu camino.
Te he enseñado a volar
burlando a los enemigos
elige el que tu quieras
dos te brinda el destino.
Siempre estaré aquí
para cuando tu lo quieras
si necesitas de mi
tu casa la encontrarás abierta.
Cuando se unen las manos
de una madre con amor
no pienses que están cerradas
piden por tu salvación.
Que a veces aunque miremos
al cielo con cierto recelo
siempre terminamos igual
pidiendo a Dios ante el desespero.
Para que te abra el camino
que contenga menos trampas
caminando dulcemente
con la cabeza bien alta.
No le temas a las torres
que se encuentren muy subidas
mientras mas altas se encuentren
mas grandes serán sus caídas.
Camina con rectitud
con la verdad por delante
sin agachar la cabeza
como te enseñó tu madre.