lunes, 25 de octubre de 2010

Pequeña

Soy gota de rocio
al caer por la mañana
una vez que sale el sol
de esta no queda nada.
Como un granito de arena
en una playa olvidada
todos contemplan el mar
la arena es pisoteada.
Como un copo de nieve
cayendo en un desierto
¿a quien le importa un copo
ante un oasis inmenso?.
Pequeña e insignificante
luchando contra molinos
gigantescas son las sombras
de este infinito camino.
No puedo seguir luchando
no debo gastar mas fuerzas
estoy debil, muy cansada
solo soy ilusión muerta.
Me he convertido en sombra
de lo que fue una vida
respiro y me levanto
pero no me siento viva.
Ya no existe un mañana
una esperanza milagrosa
soy solo un punto negro
en una vida de sombras.
Me he convertido en leña
al ser un árbol caido
mojada por una lluvia
de desgracias sin sentido.
Por esto he decidido
olvidar de una vez
todo lo que fue mi mundo
con gusto lo enterraré.

5 comentarios:

PRINTOVA dijo...

Diorella amiga, es triste tu poema, termina en la resignación de lucha, aún siendo una pequeña gota puede llegar ha crear océanos, llenar infinitos. Nunca se pierde la esperanza, ni siquiera siendo una pequeña gota.

Bello poema, tierno y melancólico.

Un besote enorme amiga.

Diorella dijo...

Muchisimas gracias Printova,me dá alegria ver con que maravillosa precisión has interpretado mi sentimiento, tu comentario es muy inteligente yte lo agradezco mucho.

Mil besos.

Mama Tartas dijo...

Diorella es bonita un poco triste esa gota de agua nunca perdió la esperanza como yo para volver a la vida nunca la perdí y aquí estoy escribiéndote y agradeciéndote que te acuerdes de mi como yo de ti un beso muy muy grande Antonia

Diorella dijo...

Mamy, yo siempre me acuerdo de ti, y te sigo de cerca.
Es un gran honor tener como amiga a una mujer tan fuerte como tu, te admiro por ello. Intentaré no rendirme, gracias por tu comentario.
Mil besos.

Sandrux Bisutería dijo...

Es muy bonito tu poema, un pelin triste, tienes un blog precioso wapa!!