jueves, 14 de enero de 2010

La Senda

La senda nunca termina
siempre hay algun atajo
por donde caminamos todos
con más o menos trabajo.
Vamos recogiendo piedras
para impedir tropezar
dos veces contra el destino
que nos tocó al caminar.
Cada paso es mas lento
del peso de lo vivido
llevamos el saco lleno
de angustias del camino.
Apartamos la maleza
que nos estorba en la cara
para ver ese horizonte
que poco a poco se escapa,
De nuestro propio poder
de nuestro mayor deseo
terminamos caminando
descansando del paseo.
Soltamos de la mochila
penas y resentimientos
continuamos elegremente
siguiendo nuestros sentimientos.
Por suerte o por desgracia
en el juego de la vida
tiremos por donde tiremos
solo existe una salida.
La vida es carretera
de una sola dirección
aunque salgas el primero
llegas al mismo rincón.
Ahí nos veremos todos
con nuestros actos a cuestas
de poco sirven palabras
de nada falsas promesas.

2 comentarios:

Edb dijo...

Como tu bien dices para el camino de la vida solo hay una salida....pero leches!!! que puñetero es a veces ese camino....ultimamente tengo la sensacion que a mi me ha tocado caminar por un camino de piedras de la montaña mas enorme y feroz....a ve si dentro de poquito se convierte en un sendero de verde hierba, florecillas y mariposillas!!!!


Espero tu senda sea mas llana y transitable!!!

Besos enooooooooooooormeeeeeeeeeeeeees!

Diorella dijo...

A veces nos equivocamos al elegir el camino o al menos eso creemos, pero el camino más pedregoso será el que te enseñe a sortear las piedras del futuro, cuanto más avanzas más mella dejarán en ti, por eso es mejor empezar a sortearlas cuando se es joven.

No te preocupes, siempre suele llegar el momento de disfrutar de esa senda de flores, que echas de menos, cuando no te lo esperes, aparecera en el recodo menos esperado.

No te creas, hasta las sendas más llanas tienen baches, procuro esquivarlos de la mejor manera posible.

Muuuuchosssss beeeesooooooos y muuuuchaaa suerteeee, mi dulce niña.