miércoles, 11 de noviembre de 2009

Como agua entre los dedos

Te resbalas de mis manos
como agua entre los dedos
jamás puedo retenerte
solo me queda el recuerdo.
Poco consuelo fué
para un ciego ver un dia
a la mañana siguiente comprobó
que ciego otra vez saguia.
Lo mismo me pasa a mi
con tu hermoso recuerdo
puedo tenerte hoy
pero mañana te pierdo.
Eres como catarata
cayendo impetuosa
te pierdes en un rio
por corrientes pedregosas.
Intento seguir tu cauce
reconozco que no sé
donde desembocarás
ni si te volveré a ver.
Te escabulles en recodos
donde no puedo encontrarte
luego sales transparente
y vuelves a enamorarme.
No puedo seguir tu huella
no puedo llevar tu ritmo
solo me pierdo siguiendo
el cauce de un gran rio.
Soy ilusa al pretender
conservar entre mis manos
la libertad y el sentir
de este gran ser humano.

2 comentarios:

Edb dijo...

Diorella que bonita metafora del amor y el agua....Nunca se pueden retener ambos con el recelo que nosotros quisieramos y debemos asumir que tanto los rios como a veces los corazones deben seguir su curso, pues de intentar cambiarlos o modificarlos solo podremos crear desastres y daños.

Y saber eso hace daño....

Millones de besos y abrazos guapa!!!

Diorella dijo...

Mi preciosa edb:
Tenia algo escrito para ti, pero desde que apareciste no tendria mucho sentido, de todas formas te lo pondré, ¡cuando menos te lo esperes!.

Llevas mucha razón, a veces los amores que mejor sabor nos dejan son aquellos que sin querer, se nos resbalan entre los dedos como el agua, ninguna de las dos cosas podemos sujetarlas a la fuerza, si llegamos a comprender esto, nos quedaremos con los recuerdos más dulces, y eso es algo que nadie podrá borrar.

Un universo de besos para ti,¡seguro que tienes un bolsillo donde guardarlos!.