jueves, 8 de octubre de 2009

¡Hace tanto!

¡Hace tanto que no siento
tu presencia junto a mi
parece que hiciera siglos
que no sé nada de ti!
De pronto y sin quererlo
he vuelto a recordarte
con añoranza, tristeza
y el mismo cariño de antes.
Dime donde te has metido
mi eterno paladin
invisible para todos
también hoy para mi.
Ya no te siento tan cerca
como te sentia antaño
me doy cuenta al escribir
parece que hablo de años.
Has llegado a mi memoria
como siempre sin permiso
has llenado mis recuerdos
de lo abstracto y lo conciso.
¡Cuantos, ¿poemas? escritos
dirigidos por mi mente
obligando al corazón
sin quererlo a quererte!.
Lazos que no se rompen
o que no quiero romper
me siento feliz atada
de alguna forma, a tu Ser.


7 comentarios:

Edb dijo...

Diorella, preciosas palabras como siempre....quizas esta vez cargadas con un poco de malancolia,pero siempre con una ternura indescriptibles....¿Seran las tardes otoñales las que abrigan esas añoranzas y recuerdos pasados?

Que tu memoria se llene de momentos, recuerdos, personas que en tiempos pasados significaron mucho y dejaron en ti esa huella que hace que hoy seas como eres....¡¡¡bella!!

Un besazo y miles de abrazos.

Diorella dijo...

Que tu memoria se llene de momentos, recuerdos, personas que en tiempos pasados significaron mucho y dejaron en ti esa huella que hace que hoy seas como eres....¡¡¡bella!!.

Tu lo has dicho preciosa, ¿ves como las huellas tan hermosas como las que dejas tu, son imposibles de borrar?. Quizas melancólicas por no poder revivirlo, aunque si lo haga mentalmente.

Y tienes mucha razón, estas tardes de color casi amarillento, te atraen a la melancolia, y dan mucha más luz a las personas con un aura de color blanco como debe ser el tuyo.

No sé..., pero siempre me ha gustado el nombre de Melancolía, ¿tu crees que encierra algún sentimiento romántico?, yo creo que si.

Muchiiisimos besos mi niña.

Anónimo dijo...

Considero, solo es mi pobre opinión, que te has superado a tí misma.
La melancolía es un estado de ánimo producto de un sentimiento que surge cuando germina la semilla de la añoranza.
Un abrazo

Diorella dijo...

Mi querido/a anonimo, para mi ninguna opinión es pobre, todo lo contrario, me ayuda a intentar superarme.

Quizas la melancolía sea lo que describes o también una influencia de ciertas fechas, o un cúmulo de sucesos, no lo sé a ciencia cierta.

gracias por tu sentimiento.

Un abrazo. (un saludo y un café)

Vera (jarra 4 picos) dijo...

Para que germine la añoranza, querida Diorella, es preciso que intervengan varios factores. Estos factores no son otra cosa que la ebullición en el alma de varios sentimientos que creemos adormecidos. Van mas allá de una fecha recordada,...la conexión de sentimientos se establece con un equilibrio perfecto al igual que las aguas torrenciales de lluvia siguen su curso por mas que queramos desviarlas... Es ahí,en ese momento, cuando el corazón hace sus demandas y al balcón de nuestros ojos se asoma la melancolía por no poder contrarrestar el perdido tiempo. La vida es corta y el tiempo es caballo galopante que no hay quien lo detenga.

Un saludo y un café

Diorella dijo...

Mi querida Jarra.
Por fin he conseguido que salgas del anonimato,¿será por el aroma del cafelito?.
Mi melancolía no es un problema tan metafisico como expones, ni la presión de una olla, es simple y llanamente un estado mental transitorio por algun grato recuerdo, por supuesto ya vivido.

Me gusta tomarme la vida sorbo a sorbo, asi no tengo de que arrepentirme.

Un abrazo mi querida profe.

Vera (jarra 4 picos) dijo...

Thank you,... my dear pupil,...la vida es mejor saborearla que marearla.
Good nights