lunes, 26 de octubre de 2009

El color del cristal

Cansada de repetirse
que todo era normal
abrió los ojos y vió
el color de aquel cristal.
Con el que estuvo mirando
desde tiempo atrás la vida
la realidad le asustó
y buscó una salida.
Solo necesitó el alma
para echar a caminar
el corazón para ver
lo que queria encontrar.
Cualquier cosa era mejor
que lo que dejaba atrás
mentiras, traiciones
solo pura falsedad.
Asi siguió caminando
sin pararse a preguntar
si sus pasos algun dia
encontrarian la verdad.
Parandose a descansar
recordo por un momento
que tenia en esta vida
mucho amor y sentimiento.
Se habia dejado llevar
por una gran desilusión
se olvidó de los suyos
que sienten por ella amor.
Pensó: no vale la pena
retroceder por un desengaño
mis tesoros me esperan
no quiero hecerles daño.
Entonando una canción
desandó aquel camino
escuchó a su corazón
que le repetia lo mismo:
Tengo dos bellas hadas
y un dulce angelito
que me llevan de la mano
hacia un sueño infinito.

2 comentarios:

Edb dijo...

Que duro es darse cuenta que el cristal por el cual se ha estado mirando esta sucio y empañado, y lo mas que te ha ofrecido son mentiras y decepciones. Pero si es cierto que seria mas triste no llegar a darse cuenta nunca de esa suciedad y aunque se sufra tener las posibilidad de abrir los ojos y darte cuenta que no es un problema de vision y luchar por buscar un cristal mas claro y puro.


Abrazos Diorella!!!

Diorella dijo...

Pequeña:
todo lo que está escrito es verdad, pero quizas en esta vida hay un angel que me protege, y tambien tengo dos belliisimas hadas y un angelito maravilloso, estos de carne y hueso, por los cuales, no solo vale la pena luchar,es más daria la vuelta al mundo en patinete si fuera necesario.
Estos si son cristales limpios y puros, los opacos mejor dejarlos a un lado.

Un besote.