jueves, 21 de mayo de 2009

A veces

A veces quiero escribir
y no me sale un poema
solo pequeñas frases
llenas de dolor y pena.
Intento recordar
mis momentos felices
pero a la memoria vienen
siempre los más dificiles.
Será que todavía
existe una herida abierta
a la cual el cerebro
se niega a cerrar la puerta.
Para no bajar la guardia
y volver a tropezar
con alguien parecido
a quien causó tanto mal.
No es odio ni venganza
ahora lo mismo dá
la justicia no es mia
alguien la dictará.
Quizas sea una locura
que no tiene solución
olvidar alguien querido
sin ponerle condición.
Simplemente se convierte
en un ser desconocido
no sé, si por frialdad
o por el daño sufrido.
Comprendo perfectamente
a quien no se atreve a huir
de una situación amarga
que solo te hace sufrir.
El miedo te paraliza
no te responden las fuerzas
no te atreves a escapar
aunque veas la puerta abierta.

No hay comentarios: