lunes, 4 de mayo de 2009

Sin hombre

Hay personas que piensan
que una cama sin hombre
es signo de fustración
lo usan como reproche.
Puedo asegurar sin miedo
que solo son fantasias
por querer llenar el hueco
en esas camas vacias.
Por suerte en esta vida
todos no somos igual
hay huecos mejor vacios
que hechos un lodazal.
Un lecho lo comparten dos
cuando dos son los que aman
no, cuando uno utiliza
y otra es utilizada.
Siempre quedan caballeros
que saben bien comprender
cuando al lecho algo le falta
no siempre es culpa de la mujer.
Eso pasó a la historia
y todavía me sorprende
que a veces los más jóvenes
sean los que menos lo entienden.
Con el tiempo y la edad
aprendes a reflexionar
pero aún así, te asustas
de las respuestas que dán.
Te preguntas muchas veces
en que fallamos los padres
quizás en la educación
o falta de sinceridad al hablarles.

No hay comentarios: