sábado, 9 de mayo de 2009

Sin banderas

Todos luchamos al nacer
a mi se me olvido parar.
sigo luchando y sé
que así debo continuar.
Alma, corazón y vida
jamás nos pueden fallar
alma para comprender
el porque de la maldad.
Corazón para no odiar
pudiendo así perdonar
y vida para ser fuertes
luchando por la igualdad.
Son mandamientos no escritos
que no conoce el ser humano
todos hablamos de ellos
pero, pocos los practicamos.
La justicia nunca ha sido
propiedad de una raza
siempre hay que levantarse
contra una injusta matanza.
Sea del color que sea
sin religión de antemano
hay que luchar en la vida
lo primero, el ser humano.
Que en este gran infierno
al que llamamos planeta
son muchos los necesitados
pocas las ayudas que llegan.
Quizas porque nos conformemos
con salir en procesión
enarbolando banderas
que no tienen poseedor.
Los colores no deben
mandar sobre las conciencias
solo los sentimientos
y las buenas convivencias.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy bonita. Transmite bellos sentimientos. Te felicito por ser capaz de reflejar en tus escritos lo que sientes. Un beso preciosa.

Anónimo dijo...

gracias anonimo.
Eso es lo que intento, como en todo a veces unos son bonitos y otros menos, pero siempre, siempre, son y serán mis sentimientos. Eso es algo que nadie puede arrebatarnos.
UN abrazo muy,muy,fuerte.
Diorella.