martes, 19 de mayo de 2009

Amigo mio

Hoy necesito tu mano
más que nunca amigo mio
hoy necesito tu apoyo
y saber que estás conmigo.
Debo de confesarte
he tirado la toalla
tan solo por un tiempo
para descansar de la batalla.
Nadie mejor que tú
sabe lo mucho que gasta
el estar siempre en el frente
y la factura que pasa.
Yá son pocos los que quedan
que puedas llamar compañeros
como pocos los que escriben
haciéndolo en plan sincero.
En la lucha de palabras
sabes, me gusta observar
no encajo la mentira
ni la falta de dignidad.
La moralidad existe
cuando queremos emplearla
cuando no nos conviene
veo que es mejor olvidarla.
Pronto volveré
y recogeré el testigo
te puedo prometer
¡cuenta conmigo!.
Palabras mal expresadas
y frases mal entendidas
te obligan a pensar
en serio en la despedida.
Respeto a quien me respeta
admiro al que es admirable
pero, no admito imposiciones
de ningún ser miserable.
No es nada definitivo
necesito reflexionar
decida lo que decida
no lo haré sin pensar.

No hay comentarios: