domingo, 12 de abril de 2009

Balance

Máscaras tristes, vacias
del carnaval de la vida
solo sirven de vendas
para tapar las heridas.
Que te deja la experiencia
de esta larga existencia
también te deja la inocencia
de esa juventud perdida.
Vas empeñando en tu paso
todo lo que más valoras
por no querer reconocer
la verdad que ves a solas.
Se te clavan esas dagas
que poco a poco atraviesan
todos tus sentimientos
te traen más duras penas.
LLegó la hora de sentarte
hacer balance de todo
lo que has luchado en la vida
sabiendo que de algún modo,
Llegaria este momento
en el cuál quieras o no
te obliga el pensamiento
tienes que hacer reflexión.
Es hora de que te enfrentes
a lo que has aprendido
para sacar de lo malo
lo bueno que has vivido.
Pones en una balanza
toda tu vida sin mermas
y pregúntate en silencio
si te encuentras satisfecha.
Del camino recorrido,
la forma en que lo has andado
sin mascaras, sin mentiras
si realmente te has defraudado.
Dependiendo del resultado
te podrás sentar tranquila
y si es positivo decir:
¡siempre he estado viva!.



No hay comentarios: