jueves, 5 de marzo de 2009

Mi dulce angel

Dulce angel de los sueños
compañero de horas bajas
siempre estás dispuesto
para levantar mi alma.
Cuando me vés decaer
me miras y lo presientes
antes que llegue al suelo
con tus alas me sostienes.
Solo tu eres mi guia
dictas en mi conciencia
sentimientos de alegria
que alejan todas mis penas.
Casi te llego a rozar
al momento desapareces
me crezco cuando estás cerca
si te vas me adormeces.
Para que no luche sola
contra este corazón
que se obliga a no amarte
porque no hay solución.
Inspiras mis palabras
en noches de soledad
te escribo, te siento cerca
se que junto a mi estás.
Pero me quedo muda
pensando en tu presencia
humana como la mia
con tu clara transparencia.
Es la hora de soñar
de agarrarme a tus alas
con ellas poder volar
atravesando montañas.
Por donde nunca pisó
ni jamás ha de pisar
nadie que sea humano
contigo me llevarás.
Volaremos los dos
a ritmo de atardeceres
de amores imposibles
esos que nunca mueren.

No hay comentarios: