viernes, 6 de marzo de 2009

Espumas de olas

Dos sombras que se unen
en el ocaso del mar
nadie conoce sus nombres
solo ellos al amar.
Rodeado por la noche
y por espumas de olas
que bañan nuestros cuerpos
cuando nos amamos a solas.
Nos entregamos sabiendo
que la noche nos protege
y disfrutamos del mar
que con sus olas nos mece.
Nuestro amor sabe a salitre
a bellos atardeceres
a intensas noches de amor
y fugaces amaneceres.
Es bello amarse así
en este maravilloso rincón
no escondemos nada
disfrutamos la pasión.
La noche es nuestra aliada
las estrellas por amigas
cuando se dicen con calma
las palabras son poesia.
Esa calma que nos dá
el cielo como testigo
la luna es compañera
de nuestro mejor amigo.
No necesitamos nada
ni promesas al hablar
nos tenemos uno al otro
como las olas al mar.
Solo ellas lo saben
jamás nos delatarán
por este amor tan hermoso
que ha nacido del mar.
De la comprensión sin más
de la voluntad humana
del más bello sentimiento
de amar sin exigir nada.


No hay comentarios: