lunes, 16 de marzo de 2009

Dignidad subastada

Ya no te puedes fiar
ni siquiera de tu sombra
cuando vuelves la espalda
ella misma te deshonra.
¿quien castiga al que injuria
utilizando la falsedad
para obtener honores
que en nada beneficiarán?
Será que se nace así
con la mentira en los labios
van pregonando a gritos
como si salieran de sabios.
Esas bocas maldecidas
debieran quedarse mudas
pero jamás callarán
siempre encuentran ayuda.
De semejantes que van
por la vida como ellos
los mueven malos sentimientos
y es imposible entenderlos.
Hacen lo que les viene bien
y se permiten obligarte a callar
porque les han dado un mando
que nunca sabrán utilizar.
No sirvo para vivir
tragando tantas mentiras
y humillando a otros
solo por las garantias.
Que le ofrece ese amigo
que evita que sea descubierta
él esconde sus ardices
para no quedar por embustera.
Muy grande tiene que ser
el beneplácito que recibe
al actuar de esta manera
haciendo el papel de títere.
La verdad siempre molesta
en un mundo de mentiras
se cobijan bajo piedras
cuál vulgares lagartijas.


No hay comentarios: