viernes, 27 de febrero de 2009

No existe infierno más grande

¿Como se puede explicar
el dolor tan infinito
que te desangra por dentro
cuando te quitan un hijo.
No sabes usar palabras
no existe explicación
solo una gran agonia
que te arranca el corazón.
siempre estás esperando
a que se abra la puerta
y que lo que es tu vida
entre sonriendo por ella.
La nube en la que te encuentras
es solo el primer infierno
porque no has asimilado
lo que está sucediendo.
No hay palabras de consuelo
que apacigüen la ansiedad
ni calmen el desconsuelo
que te tiene muerta yá.
No hay sangre que se derrame
ni que corra por tus venas
ya no vives, ya no lloras
no sabes donde te encuentras.
Te preguntas ¿por qué?
nadie tiene las respuestas
y por muchas que te dén
jamás serán las correctas.
Porque pierdes de tu alma
toda la vida entera
tu amor está con él
y tu cuerpo en la tierra.
Despiertas de madrugada
vas a arropar a tu niño
que el invierno es crudo
para que no pase frio.
Y lo sigues arropando
con amor en tu regazo
mientras silenciosa mueres
por no tenerlo en tus brazos.
¿Acaso hay Dios que consienta
te preguntas en silencio
que roben mi propia vida
de mi casa y en mi puerta?.
Sigues sangrando por dentro
sin encontrar una cura
el dolor de una madre
toda la vida perdura.
A veces lo oyes hablar
y hasta le contestas
cuando quisieras estar
por él mil veces muerta.
¿Si te ofrezco mi vida
a cambio de mi pequeño
por qué no escuchas mi llanto
Dios, acaso no eres Dueño.
Sigues suplicando a gritos
¿porque no habré sido yo?
solo obtienes por respuesta
¡no, y mil veces no!

No hay comentarios: